domingo, 26 de octubre de 2008

No se puede obligar a aprender

Dice Claxton que si los profesores no saben en qué consiste el aprendizaje, tienen las mismas chances de favorecerlo que de obstaculizarlo. Enseñar es pues, una actividad subversiva en donde el alumno es quien se subvierte (no el sistema).
1. No se puede obligar a aprender
El aprendizaje y el desarrollo se dan espontáneamente, en tanto que no se puede forzar sino tan solo facilitarlo.

2. Lo que se necesita o se quiere saber, se aprende antes
No se aprende nada que no esté relacionado con la satisfacción de una necesidad, deseo o para evitar alguna amenaza. La única motivación es la calidad de nuestra supervivencia.

3. Cuando las personas se sienten amenazadas, dejan de aprender
El profesor debe diferenciar el desafío de la amenaza.

4. El profesor debe reconocer las señales del alumno que se siente amenazado
Cuando un alumno no puede seguir, lo que conviene es una pausa. Un sermón no mejorará las cosas.

5. No se puede aprender aquello para lo que no se está preparado
La sugerencia sería la de tener una idea intuitiva de lo que se irá enseñando y ajustarlo a la respuesta del alumno. El interés del alumno indica claramente su preparación para aprender la enseñanza que se le está proporcionando.

6. El alumno puede ceder su responsabilidad al profesor, pero no puede relegarsela
El poder del profesor es un poder prestado, circunstancial, en tanto el alumno vaya alcanzado la autonomía. El alumno tiene el derecho y la responsabilidad de decidir su objetivo y el profesor, si él alumno ha decidido ser enseñado, elegir el mejor camino para lograrlo.

7. Cualquier cosa que se enseñe, lo que se enseña es "la propia personalidad"
El alumno aprende sobre sí mismo y sobre el profesor. Un profesor, así, puede proporcionar un buen modelo para el alumno (aunque también puede no hacerlo). Si el profesor no ejemplifica sus recomendaciones, de poca utilidad será toda prédica que este hiciera.

8. El aprendizaje tiene su tiempo
Todo aprendizaje demanda un tiempo para ser asimilado.

9. La "enseñanza" es parte de un contexto de aprendizaje
La esencia del aprendizaje es la creación de asociaciones entre las diversas partes de la teoría sobre el mundo que se activan a la vez consecutivamente, lo que se aprende, queda ligado al contexto que se ha aprendido. Por lo tanto, una de las tareas del profesor es la de variar los rasgos no esenciales del contexto de aprendizaje para que no dominen los contenidos y se fijen los rasgos relevantes.

Las necesidades del profesor
Si el profesor no es comprensivo, difícilmente podrá ayudar a un alumno bloqueado. El profesor debe tener la sensibilidad suficiente como advertir hasta dónde ha llegado el alumno para entender como guiarlo a destino.
Un docente que se identifica con el alumno, acaba proyectando sus deseos en él, entonces el miedo al fracaso puede paralizarlo. Es preferible desear el éxito del alumno antes que necesitarlo.
En algunos casos, el profesor evita el éxito del alumno simplemente porque necesita a quien enseñar. Y no se trata de una necesidad meramente económica, puede ser una necesidad emocional.
¿Cómo puede un profesor servir de ayuda, entonces? Puede actuar como un director, guiando un curso en particular, creando situaciones o diseñando secuencias de experiencias. O puede actuar como entrenador, dirigiendo las consecuencias de la acción por medio de la recompensa y el castigo.
Suponiendo que el alumno quiera aprender y el problema consista en que el nuevo conocimiento no se integre, el profesor podrá ayudarle indicándole otros tipos de puentes, a través de los cuales establecer conexión:
1. Puentes lógicos: estrategias de deducción que vinculen los conceptos.
2. Puentes analógicos: la metáfora, esto es, establecer una conexión entre un conocimiento existente que posea alguna característica comparable al nuevo conocimiento.
3. Personal: datos de la experiencia personal, esto es establecer un vínculo a través de la propia existencia.
La pregunta es pues si es mejor el aprendizaje por descubrimiento que el aprendizaje por exposición. Probablemente, la respuesta sea que da lo mismo en tanto el alumno pueda apropiarse del conocimiento.

La escuela
Debe considerarse que para gran parte de los niños, la escuela es un lugar oportuno para la exploración social. Los amigos, el grupo de pares, son motivación suficiente para concurrir a la escuela en muchos casos. Las relaciones escolares son intensas y tienen una gran importancia en nuestras vidas. Pero la escuela, es también el lugar para aprender, para adquirir conocimiento intelectual. El mejor servicio que un alumno pueda prestarle a un niño es aprender a aprender, desarrollar un conjunto de estrategias útiles para potenciar lo aprendido y desarrollar una actitud de aprendizaje en las diferentes experiencias de la vida.
Bibliografía
CLAXTON, G. (1987), "Enseñar", en: G. Claxton Vivir y aprender, Alianza, Madrid, pp. 213-239.

6 comentarios:

Vero Zamora dijo...

Versa un dicho que dice "los zapatos a ni a la fuerza entran". Lo equiparo con el aprendizaje, no se puede obligar a una persona a aprender si ésta no quiere. Ya que debe de existir una motivación interna (personal) para hacerlo, para poder llevar a acabo la modificación de conducta y pensamiento que implica el aprendizaje.
Si en la escuela el alumno tiene la necesidad de aprender lo va a hacer; si le encuentra una utilidad que le represente un beneficio también lo hará.
A veces esta relación de enseñanza - aprendizaje se convierte en una cuerda de estira y afloje. Por un lado el maestro "forzando" al alumno a aprender y por otro el alumno no teniendo disposición para hacerlo.
Existiendo diferentes factores que hagan este "estira y afloja" como lo puede ser la presión física o psicológica que el maestro ejerce sobre el alumno; la intención que tiene el hecho de que el alumno aprenda; el momento en el que se da el aprendizaje; la ejemplificación que el maestro hace del aprendizaje sobre todo cuando se trata de aspectos conductuales, etc.
Entonces más que obligar a que el alumno aprenda, es trabajo de facilitar el aprendizaje, y de no convertirlo en un obstáculo para el alumno dentro de una asignatura, por ejemplo.
Haciendo de esta manera que el alumno se sienta atraído por aprender cada día más. Pudiendo utilizar como lo menciona la lectura puentes lógicos, analógicos y la experiencia personal en la estructuración de la enseñanza para provocar el aprendizaje.

Nora Emilia Solano dijo...

Ideas clave
 El docente no puede forzar el aprendizaje solo facilitarlo.
 El aprendizaje satisface una necesidad, deseo o evitar alguna amenaza. El docente debe identificar precisamente la necesidad o deseos.
 Evitar las amenazas.
 El docente debe identificar señales del alumno cuando se sienta amenazado.
 El docente debe identificar si el alumno esta preparado para aprender, despertar su interés.
 El alumno debe alcanzar la autonomía, y el docente interviene en el proceso para lograrlo.
 El docente debe ejemplificar sus recomendaciones, lo que se le enseña al alumno es la propia personalidad.
 El docente debe invertir tiempo para que el alumno asimile el aprendizaje.
 El docente debe variar los rasgos no esenciales del contexto de aprendizaje para que no dominen los contenidos y se fijen los rasgos relevante.
 El docente debe ser comprensivo.
 Debe guiar al alumno, crear situaciones y/o diseñar secuencias de experiencias. Cuando un alumno quiera pero no pueda integrar un nuevo conocimiento, el docente debe crear puentes: lógicos, analógicos y personal.
 Otro aspecto que intevie en el aprendizaje es la escuela: aparte de ser un lugar para la exploración social, que si bien es importante, es aún más como lugar para aprende. Y el mejor servicio para el alumno es aprender a aprender, desarrollar un conjunto de estrategias útiles para potenciar lo aprendido y desarrollar una actitud de aprendizaje en la vida.
Este fue un artículo que me gusto mucho.

Lulú dijo...

En los docentes no esta el aprender sino el enseñar, por lo tanto no pueden obligar a los alumnos a estudiar, a poner atención, realizar actividades si ellos no quieren.
El aprendizaje se realiza mediante las experiencias personales del alumno, es decir, por sus reacciones ante el medio. En consecuencia, los resortes de la educación son las experiencias educativas que el alumno vive. El aprendizaje ocurre por la conducta activa del que aprende, quien asimila lo que él mismo hace, no lo que hace el profesor.
El docente solamente puede facilitar el aprendizaje, debemos de sensibilizar a los alumnos que lo que aprenden, lo van ha utilizar a lo largo de su vida, tampoco se debe obligar porque esto hace que los alumnos se bloqueen, es importante que el docente conozca a sus alumnos visualizando sus capacidades, habilidades y destrezas para lograr el objetivo.
El docente debe tener una idea de lo que quiere enseñar e ir modificando conforme vaya avanzando el contenido, es necesario motivar a los alumnos para llegar a tener responsabilidad y por ende autonomía. Casi siempre los docentes son los modelos a seguir de los alumnos, entonces hay que crear conciencia en los docentes porque son ejemplos a imitar.
El texto dice que el aprendizaje tiene su tiempo para ser asimilado, que la enseñanza es parte de un contexto y lo que se aprende, queda ligado al contexto que se ha aprendido. Es necesario que el docente se identifique con sus alumnos, pero no negativamente ya que los llevaría al fracaso, debe de ser de una forma positiva para llevarlos al éxito.
Indicándoles puentes a través de los cuales establecen conexiones: Lógicos: estrategias de deducción que vinculen los conceptos. Analógicos: establecer una conexión entre un conocimiento existente y un nuevo conocimiento y Personal: establecer un vínculo a través de la propia existencia.
La pregunta sobre, ¿si es mejor el aprendizaje por descubrimiento que el aprendizaje por exposición?. Nos comenta el autor que cualquier aprendizaje es bueno, porque los alumnos no aprenden de la misma manera ya que tienen diferentes ideas previas y lo importante o fundamental es que el alumno se apropie del conocimiento de la forma que a él se le facilite.

Claudia_Rojas dijo...

NO SE PUEDE OBLIGAR A APRENDER
Este ha sido uno de los artículos que más me han gustado; esto es debido a que refleja por mucho mi realidad, no solo como docente sino como estudiante, pues si bien, siempre trate de “aprender” todo lo que los programas escolares marcaban, de ninguna manera significaban para mi algo trascendente en mi vida, por lo que al poco tiempo lo olvidaba, así que cuando nuevamente me enfrentaba a los mismos contenidos, aunque me parecían conocidos no lograba dominarlos; poco después cuando de nueva cuenta me enfrente a estos contenidos, pero con un contexto completamente diferente, en donde era yo (voluntad propia) quien buscaba adquirir esos nuevos conocimientos, me parecían mucho más sencillos de comprender y de una manera tan simple y sencilla quedaban completamente claros y fijos en mi; por lo que no me cuesta trabajo entender a lo que se refiere el presente escrito.
Ahora como docente, lo he visto de forma muy similar con mis alumnos, y es que como docentes nos enfrentamos a un gran reto, que es el de “enseñar” algo que para nuestros alumnos no es necesario en estos momentos de su vida, por lo que debemos considerar los puntos que en este escrito se nos presentan y no “descargar” la frustración que pudiera generar la no comprensión de nuestros alumnos hacia algunos temas, más bien debemos ser lo suficientemente observadores para poder identificar cual es la mejor técnica para que esta se de.
Podemos elegir lo que se define como puentes lógicos, los puentes análogos o personales, considero que no importa cual sea la técnica que empleemos siempre y cuando de acuerdo a las observaciones y estrategias consideremos que es la mejor.

Yady dijo...

Este articulo me gustaria que cada maestro pudiera tenerlo para que asi comprenda que cuando los alumnos no tienen el interes de aprender no lo haran, cuando el alumno quiere aprender lo va hacer, y cuando no tiene el interes de tiene esta necesidad no lo hara. esto me lleva a lo que comentamos en clase de que debe existir 3 momentos para que existe un aprendizaje significativo, que seria la inteligencia, los conocientos, y la mas importante considero yo que seria la motivacion, son los factores que necesitamos para lograr un aprendizaje.

veronica dijo...

Desde la perspectiva vygotskiana y sociocultural, en el proceso de aprendizaje, el plano social es clave para el aprendizaje del individuo. En el plano social, los alumnos aprenden con la ayuda de alguien más capaz, que puede ser su maestro o sus compañeros. Para que la ayuda sea eficaz y pertinente, es importante saber lo que el alumno es capaz de hacer por sí solo y ubicar dónde necesita ayuda para realizar más en cuanto la tarea lo exija. Esto es su Zona de Desarrollo Próximo. También incluye la transformación de la ayuda del otro más capaz en autoayuda o diálogo interno.
Si el alumno asiste a la escuela por obligación, lógicamente su desarrollo no será amplio, puesto que solamente está cumpliendo la función que se le impone, en cambio si para él es una motivación de superación en la vida su desarrollo será amplio.
Nosotros como docentes tenemos la responsabilidad de que el alumno se desarrolle. Debemos dar un plus a nuestra labor para que el aprendizaje no sea obligado, sino una satisfacción de superación, pero ¿cómo podemos lograr esto? Simplemente motivándolos, observando sus conductas, para conocer si atraviesan por alguna situación particular la cual les impide la creación de propia autonomía.