martes, 2 de septiembre de 2008

El desarrollo del niño, las etapas de su Ciclo Vital de acuerdo a la teoría psicosocial del desarrollo humano de Erik Erikson

Erik Erikson, nació en Alemania fue Profesor Emérito de Harvard, uno de los más grandes genios de la Psicología de todos los tiempos. Su obra sobre la Identidad, es continuamente expuesta e investigada en las Universidades más importantes del mundo. Su teoría explica todo el ciclo vital del desarrollo humano.
La vida tiene 8 etapas según la teoría de Erikson. Estas etapas son presentadas como un ciclo que tiene una evolución de acuerdo a la edad de la persona, y va de acuerdo a su maduración. Las primeras 4 etapas constituyen la base del sentimiento de identidad del niño que posteriormente se combinará con un sentimiento de estar "muy bien; de ser él mismo y de llegar a ser lo que otras personas esperen que llegue a ser",(se muestra un film de Erikson sobre este desarrollo).
I. Confianza Básica vs. Desconfianza.
La primera etapa se da desde le nacimiento hasta el primer año de vida. Junto con la lactancia, se desarrolla en el bebe recién nacido la sensación física de confianza. El bebe recibe el calor del cuerpo de la madre, de su pecho y sus cuidados amorosos. Se desarrolla el vínculo que será la base de sus futuras relaciones con otras personas importantes, en especial el padre y hermanos.
El bebe es receptivo a los estímulos ambientales, principalmente a través de la boca, pero es incorporativo también a través de los sentidos. Es por ello sensible y vulnerable, a las experiencias de frustración.Son las experiencias más tempranas que proveen aceptación, seguridad, y satisfacción emocional y están en la base de nuestra desarrollo de individualidad.
Las madres crean un sentimiento de confianza en sus hijos mediante ese tipo de dirección que combina en su calidad, la satisfacción sensitiva de las necesidades individuales del bebe con un firme sentimiento de confianza personal.Depende entonces del sentimiento de confianza que tengan los padres en sí mismos y en los demás, el que lo puedan reflejar en sus hijos. Es la combinación de amor y firmeza de los padres unido a su capacidad para inculcar en el niño una convicción profunda del sentido de lo que hacen, lo fundamental en el sentimiento de la propia confiabilidad. Posibles problemas.- Temores infantiles como el "haber sido vaciado" o simplemente "haber sido abandonado" y también haber sido dejado "muriéndose de hambre por falta de estímulos" , que están luego presentes en estados depresivas de "estar vacío" y de "no servir para nada". Cuando las figuras parentales son rechazantes, contradictorias, sobreprotectoras en forma variada, pero su imagen y su rol es difuso en su propia identidad adulta, como pareja no están en armonía. La percepción que la familia tiene del individuo es negativa, dándose una relación entre los conflictos familiares y los problemas futuros del niño, donde se afirma la desconfianza.
II. Autonomía vs. Vergüenza y Duda
La segunda etapa se da en el segundo y tercer año de vida, donde se da un mayor muscular, desarrollo del movimiento y del lenguaje. El bebe inicia a controlar sus eliminaciones. Junto con una creciente sensación de afirmación de la propia voluntad de un yo incipiente, se afirma muchas veces oponiéndose a los demás.
El niño empieza a experimentar su propia voluntad autónoma experimentando fuerzas impulsivas que se establecen en diversas formas en la conducta del niño, y se dan oscilando entre la cooperación y la terquedad, entre el sometimiento dócil y la oposición violenta. Todo esto tiene su explicación en la dinámica entre los impulsos instintivos, las exigencias de la realidad y el yo.
Las actitudes de los padres y su propio sentimiento de autonomía son fundamentales en el desarrollo de la autonomía del niño. Este establece su primera emancipación (de la madre) en este estadio de forma tal que en posteriores etapas (la adolescencia por ejemplo) repetirá esta emancipación de muchas maneras para ser alguien que puede desear libremente, y orientarse por sí mismo.
Son las experiencias más tempranas de libre voluntad y deseo, la afirmación de una incipiente y rudimentario yo. Esta etapa está ligada al desarrollo muscular y de control de las eliminaciones del cuerpo. Este desarrollo es lento y progresivo y no siempre es consistente y estable por ello el bebe pasa por momentos de vergüenza y duda.
Posibles problemas.- Las actitudes de los padres pueden dificultar al niño crecer hacia su independencia en una madurez y autocontrol responsable. Esto sucede cuando se marca el camino a una propensión duradera hacia la vergüenza y duda, deterioro de la autoestima y esto está en la base de situaciones emocionales conflictivas. Una autoconciencia rígida precozmente alertada será la base de excesivos temores a equivocarse, duda y de inseguridad en sí mismo. Es necesario evitar avergonzar innecesariamente al niño, u obligarlo a hacer algo sin ninguna proporción con su edad o capacidad. Mejor que castigar es prevenir, explicar, dialogar, escuchar, dar ejemplo y dar otra oportunidad. La educación del niño es también controlarlo, pero mejor aún, con su cooperación y apoyo.
III. Iniciativa vs. Culpa
La tercera etapa de la Iniciativa se da en la edad del juego, entre los 3 y los 5 años. El niño ha desarrollado una vigorosa actividad, imaginación y es más enérgico y locuaz. Hacia el tercer año de vida, el niño aprende a moverse más libre y violentamente y por lo tanto establece un radio de metas más amplio y para él ilimitado.
Su conocimiento del lenguaje se perfecciona, comprende mejor y hace preguntas constantemente.Lo anterior le permite expandir su imaginación hasta alcanzar roles que el mismo fantasea. Todo esto le permite adquirir un sentimiento de iniciativa que constituye la base realista de un sentido de ambición y de propósito.
Al igual que en los anteriores estadios se da una crisis que se resuelve con un incremento de su sensación de ser él mismo. Es más activo y está provisto de un cierto excedente de energía que lo aproxima a nuevas áreas con un creciente sentido de dirección y de contento. Con la adquisición de la habilidad en marcha, le es posible ocuparse de qué es lo que se puede hacer con la acción; descubre lo que puede hacer junto con lo que es capaz de hacer. A este respecto trata de comprender los posibles roles futuros, o de imaginarlos.
Puede establecer contacto más rápido con niños de su edad y se incorpora a grupos de juego.
En esta edad su aprendizaje se destaca por ser instrusivo y vigoroso, que se caracteriza por:
1) La intrusión en el espacio mediante una locomoción vigorosa, 2) La intrusión en lo desconocido por medio de una curiosidad grande, 3) La intrusión en el campo perceptual de los demás, 4) Fantasías sexuales, (Los juegos en esta edad tienen especiales connotaciones simbólicas sobre aspectos sexuales). Respecto de esto último, el niño posee una genitalidad rudimentaria y tiene muchas veces sentimientos de culpa y temores asociados a ello, por un complejo proceso emocional (relacionado con su apego hacia el padre de sexo opuesto, la madre - en el niño- y el padre -en la niña). En este contexto se darían celos y la rivalidad hacia el padre o la madre. Por ello, es necesario cultivar la experiencia de un compañerismo respetuoso entre los padres y el hijo trae un sentimiento de igualdad esencial en cuanto al valor de cada uno.
Posibles problemas.- La problemática se traduce aquí como un bloqueo en la acción y la iniciativa, una tendencia paralizante a la culpa, o una fijación a un estado de dependencia que anula la capacidad. El origen de esto lo constituyen las más tempranas emociones infantiles (celos, rivalidad) en el contexto de una exagerada y ansiosa dependencia hacia figuras parentales, temor a equivocarse y una exagerada conciencia de lo que puede o no hacer.
IV. Laboriosidad vs. Inferioridad
La laboriosidad es la etapa en la que el niño comienza su instrucción preescolar y luego escolar, coincidiendo esto con la edad entre 4 hasta los 11, 12 o 13 Años, ya que después de esta edad entrará en otra etapa de la pubertad y adolescencia. En este periodo en realiza las adaptaciones que le permiten ganar reconocimiento aprendiendo.
En esta etapa el niño está ansioso por hacer cosas junto con otros, de compartir tareas, de hacer cosas o de planearlas, y ya no obliga a los demás niños ni provoca su restricción.
Otorga su afecto a los maestros y a los padres de otros niños deseando observar e imitar a otras personas que desempeñan ocupaciones que ellos pueden comprender.
Posee una manera infantil de dominar la experiencia social experimentando, planificando, compartiendo.Llega a sentirse insatisfecho y descontento con la sensación de no ser capaz de hacer cosas y de hacerlas bien y aún perfectas, precisamente por estar desarrollando un sentimiento de laboriosidad.
Frente a esto existe el peligro de desarrollar una sensación de extrañamiento frente a sí mismo y frente a sus tareas: el sentimiento de inferioridad, relacionado con el conflicto edípico y relacionados con esquemas sociales que le hacen sentirse inferior psicológicamente, ya sea por su situación económica- social, por su condición "racial" o debido a una deficiente estimulación escolar, pues es precisamente la institución encolar la que debo velar por el establecimiento del sentimiento de laboriosidad.
Este estadio es decisivo el hacer cosas junto con los otros, lo que le permite desarrollar su sociabilidad y un sentimiento de competencia que significa un libre ejercicio de la destreza y de la inteligencia en el cumplimiento de tareas importantes sin la interferencia de sentimientos infantiles de inferioridad.
Al participar en realizaciones que son producto de la realidad, la práctica y la lógica, obtiene un sentimiento típico de participación en el mundo real de los adultos y se identifica con su identidad laboral.
Posibles problemas.- La frustración de las expectativas de logro y laboriosidad que el individuo tiene lo llevan a sentirse inferior, producen actitudes de dependencia y predisponen al consumismo como actividades compensatorias. El individuo necesita desarrollarse y autorealizarse empleando su capacidad de forma en que su acción sea significativa y reconocida por los demás. De otra forma desarrollará sentimientos de inferioridad, que fijarán una autoimagen empobrecida y una sensación de extrañamiento frente a sí mismo y frente a sus tareas.
V. Búsqueda de Identidad vs. Difusión de Identidad
Junto con la pubertad y el adolescente experimentará una búsqueda de identidad y una crisis de identidad, que reavivará los conflictos en cada una de las etapas anteriores, llevando al yo a establecer una nueva síntesis de sí mismo con un renovado sentimiento de continuidad, de cohesión interior, integrando los aspectos antes disociados. Los padres de los adolescentes se verán enfrentando situaciones nuevas que serán un nuevo reto para su misión orientadora. Son características de identidad del adolescente:
• La Perspectiva Temporal, orientación en el tiempo y en el espacio, asimilación de la experiencia con un aprovechamiento adecuado de los aspectos del intercambio interpersonal y de la sensibilidad (experiencia emocional).
• La Seguridad en Sí Mismo, sentimiento de la propia confiabilidad, sentido de la adecuación y organización de la vida personal.
• La Experimentación con el Rol, énfasis en la acción; el enfrentamiento de situaciones diversas; y ejercicio de anticipación de metas.
• El Aprendizaje, significa principalmente interés por el contacto con el medio ambiente y una estrategia del aprendizaje vital.
• Polarización Sexual: Adecuado grado de desarrollo del propio interés sexual.
• Liderazgo y Adhesión: Adecuada integración al grupo de "pares".
• El Compromiso Ideológico, orientación valorativa y participación en el ambiente.

6 comentarios:

Vero Zamora dijo...

Esta lectura hace que despierte más mi interés por seguir leyéndola, al mostrarme elementos que se presentan en cada una de las etapas del ciclo vital desde el punto de vista de Erikson.
Viene a complementar y ampliar más lo que hemos aprendido en clase.
Para cada una de las etapas nos muestra ciertos ragos o características principales de cada una de ellos, que si se lleva a un grado extremo, se puede considerar como una "receta de cocina" en donde se espera que todas las personas presenten estas características en los mismos tiempos.
Lo interesante de esto, es saber cómo puedo utilizar estas aportaciones para un mejor desempeño como docente y en la vida personal.
Al considerar la propia evolución y maduración de mis alumnos con los que convivo y de quienes me rodean. Claro, no siguiéndolo al pie de la letra ya que esto cerraría mi visión.
Ahora estoy entendiendo el por qué de algunas situaciones que se presentan en la escuela y que anteriormente reaccionaba quizá de la forma menos adecuada.

lulú macías dijo...

Es evidente que la escuela no se limita tan sólo a enseñar habilidades cognoscitivas y lingüísticas. Erikson estaba convencido de que los niños pasan por una serie de etapas discontinuas a lo largo de su desarrollo y en todas las etapas existen crisis que se van superando.
Para lograr un desarrollo sano todos los niños necesitan adquirir la confianza, pero en algunas culturas pasan más tiempo con nanas que con sus padres.
Según la teoría de Erikson la vida tiene 8 etapas y son presentadas como un ciclo que tiene una evolución de acuerdo a la edad de la persona y va de acuerdo a su maduración.
Confianza frente a desconfianza las personas que lo rodean atiende sus necesidades.
Autonomía frente a vergüenza y duda el niño debe sentirse autónomo e independiente de las personas que lo rodean.
Iniciativa frente a culpa en esta etapa es la edad del juego, puede hacer contacto con otros niños de su edad, haciendo una infinidad de preguntas pidiéndosele más responsabilidad. Existiendo unos celos y rivalidad hacia sus progenitores.
Laboriosidad frente a inferioridad hace cosas con otros compañeros de su misma edad, las personas que le ayudan cubren sus necesidades básicas. Comienza a identificar sus cualidades y a disfrutar sus logros.
Identidad frente a confusión de papeles el adolescente debe saber quién es, es un gran reto para los padres poder orientar en esta etapa a sus hijos.
Intimidad frente a aislamiento consiste en encontrarse uno mismo e identificarse con la gente.
Creatividad frente a estancamiento Los padres deben encontrar una manera positiva de encauzar a sus hijos.
Integridad frente a desesperación Los padres deben reflexionar sobre como educar a sus hijos.
La teoría de Erikson sostiene que depende mucho el ambiente donde se educan los hijos para crecer en un ambiente de confianza y seguridad.

Nora Emilia Solano dijo...

Hola Dr. Y a todos!!!

La lectura de Erikson, me da una panorama más amplio acerca de las etapas del Ciclo Vital según la teoría psicosocial del desarrollo humano, y ese ciclo tiene una evolución de acuerdo a la edad de la persona.
Con la lectura reafirme una de las respuestas a las preguntas de reflexión, la No. 9 ¿Considera que la formación de vínculos afectivos entre una madre y su bebé poco después del nacimiento es un prerrequisito para tener después una relación satisfactoria entre padres e hijos? Explique su opinión.
Así es que ahora con la lectura puedo afirmar, que según Erikson, efectivamente la madre a través de la lactancia, de recibir el calor de la madre y de los cuidados amorosos, se desarrolla la confiaza y menciona que “se desarrolla el vínculo que será la base de sus futuras relaciones con otras personas importantes, en especial el padre y hermanos” .
Asì mismo, la lectura me es de mucha utilidad, el saber los problemas que se pueden dar en cada una de las etapas y la forma de evitarlos.
Dr., no quiero repertir lo que dicen las lecturas, solo pretendo mostrar mis puntos de reflexión.

Claudia_Rojas dijo...

Esta lectura me parece por de mas interesante pues viene a reforzar aquellas en las que se habla de que el ser humano por naturaleza es un ser social, puesto que según me parece, se basa en como se sienta ante un grupo social (llámese familia, grupo escolar, laboral, de amigos, etc.) en como se comportará y sentirá en las etapas posteriores de su vida y por tanto como reaccionará ante la sociedad.
En primera instancia el que considero más importante es la etapa uno es decir en donde se habla de los vínculos familiares puesto que para que un niño logre un desarrollo sano necesita adquirir la confianza, por lo que los primeros años de su vida son de suma importancia pues las relaciones con sus padres y hermanos harán que el la tenga o no. Lo que me hace reflexionar que, si el niño, logra obtenerla será mucho más fácil pasar de manera positiva las etapas posteriores y así lograr autonomía, iniciativa, la laboriosidad, su identidad, intimidad, creatividad y finalmente la integridad que considero con rasgos valorados positivamente en una persona que vive en sociedad para que pueda sentirse pleno no solo socialmente sino que también de una forma interna.

Cargolet dijo...

Soy Magali.

Este artículo fue el primero que leí y me gustó mucho porque da un panorama general y claro sobre el desarrollo del niño.

Personalmente me enriquece esta información ya que trabajo con niños desde 1 año hasta 6 años y el artículo me brinda un respaldo para entender y explicar actitudes que se observan en los niños con los que trabajo.

Compartí este artículo con las maestras del kinder para que ella también se enriquezcan con este respaldo (más teórico) para entender a los niños.

Me gustaría talvez pasarselo a una que otra mamá, sin embargo preferiría que hubiera bibliografía para tener referencias más formales.

Yady dijo...

Erikson, hace diferentes aportaciones de las etapas en las cuales deben pasar desde niños.
necesito jugar y divertirme contigo que la figura principal ser el padre y la madre, parece mas autentico, mas cariñoso mas activo por que se encuentra seguro como lo es a lado del calor de madre.
en estas etapas lo que me gusto es que el niño es emprendedor y el sentido de como ellos tienen iniciativa le invita a vivir con gran imaginacion.
considero que es la etapa donde los papas deben estar en todos los momentos importantes para los niños ya que el inconsiente de ellos cuando sean adultos lo recordaran que personas estubieron a su lado ya sea papas, hermanos, abuelitos.